Entertainment

17 views

El desarrollo de las energías renovables en Galicia, 1980-2008. Engasa, referente singular del sector

El desarrollo de las energías renovables en Galicia, 1980-2008. Engasa, referente singular del sector
of 23
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Transcript
  Barreiro, M.J.Mirás, J.; Lindoso, E.; Martínez, A. El desarrollo de las energías renovables...   Revista Galega de Economía , vol. 19, núm. 1 (2010)ISSN 1132-2799  1 EL DESARROLLO DE LAS ENERGÍAS RENOVABLESEN GALICIA, 1980-2008.ENGASA, REFERENTE SINGULAR DEL SECTOR    J ESÚS M IRÁS A RAUJO /   E LVIRA L INDOSO  T ATO /   A LBERTE M ARTÍNEZ L ÓPEZ  Universidad de A Coruña Recibido: 13 de mayo de 2009 Aceptado: 6 de noviembre de 2009 Resumen: La crisis energética de los años setenta condujo a una reformulación del paradigmaenergético imperante. Como consecuencia, las energías renovables comenzaron a abrirse ca-mino como alternativas estratégicas. Históricamente, Galicia había desempeñado un destacadopapel como proveedora de energía eléctrica procedente de la gran hidráulica, gracias a la favo-rable dotación de recursos que posee. Pero el desencadenamiento de la crisis reforzó su rol enel campo de las energías renovables, en concreto en la construcción de minicentrales hidráuli-cas y parques eólicos. En los años siguientes, energías como la biomasa o la solar comenzarona ser explotadas, aunque de manera incipiente. Este trabajo pretende ofrecer una visión globalde la evolución de las energías renovables en Galicia durante las tres últimas décadas. El po-tencial hidroeléctrico regional se ha visto complementado con el desarrollo de la energía eólica,una rama en expansión en la que actúan empresas autóctonas como Engasa (1981), una de laspioneras en el aprovechamiento de la energía del viento. Palabras clave: Galicia / Energías renovables / Electricidad / Historia empresarial / Políticaenergética. THE DEVELOPMENT OF RENEWABLE ENERGIES IN GALICIA, 1980-2008.ENGASA, AN OUTSTANDING REFERENCE OF THE SECTOR Abstract: The energy crisis of the 1970s led to a reformulation of the prevailing energy para-digm. As a result, renewable energies began to thrive as strategic alternatives. Historically, Gali-cia had played an outstanding role as a provider of hydroelectric power, due to the favourableresource endowment it has. But the outbreak of the crisis strengthened its role in the field of re-newable energies, particularly in the construction of small hydroelectric power stations and windfarms. In subsequent years, energies such as biomass or solar energy have begun to be exploi-ted, although they are still fledgling. The article aims to provide an overview of the developmentof renewable energies in Galicia during the last three decades. The regional hydropower poten-tial has been complemented with the development of wind power, an expanding segment inwhich native companies such as Engasa (1981), which is one of the pioneers in harnessing windenergy, play a certain role. Keywords: Galicia / Renewable energies / Electricity / Business history / Energy policy. 1. INTRODUCCIÓN   La crisis del petróleo de la década de 1970 condujo a una reformulación del pa-radigma energético imperante en España hasta ese momento. Las fuentes de ener-gía renovable (FER) comenzaron a abrirse camino como alternativas estratégicasaconsejables con el fin de reducir la dependencia del crudo. En general, se entiendepor FER aquellos recursos energéticos continuamente disponibles o renovables queproducen energía limpia e inagotable 1 . Se consideran como tales la solar, la eólica, 1 Renovable no siempre es sinónimo de inagotable (Doldán, 2008).  Barreiro, M.J.Mirás, J.; Lindoso, E.; Martínez, A. El desarrollo de las energías renovables...   Revista Galega de Economía , vol. 19, núm. 1 (2010)ISSN 1132-2799  2 la biomasa, los residuos 2 , la hidráulica, la geotérmica y la maremotriz. Galiciahabía desempeñado el papel de proveedora de energía eléctrica procedente de lagran hidráulica durante el franquismo. A raíz de la crisis, la Comunidad, dadas suscondiciones naturales 3 , se enfrentó a un futuro prometedor en el campo de las ener-gías renovables, en concreto con la construcción de minicentrales hidráulicas yparques eólicos. En los años siguientes, otros campos como el de la biomasa o el dela energía solar comenzaron a ser explotados, pero aún de forma incipiente.Este trabajo pretende ofrecer una visión global de la evolución de las energíasrenovables producidas en Galicia durante las tres últimas décadas. La energíahidráulica, la eólica, la solar y la biomasa contribuyen cada vez con más fuerza alsector energético gallego. Las dos primeras concentran el grueso de la produccióneléctrica sostenible. El enfoque es de tipo dinámico, por lo que se inserta el períodoanalizado en la línea evolutiva secular del sector hidroeléctrico gallego. Ambos as-pectos –globalidad y tratamiento histórico– son elementos hasta ahora ausentes enlos estudios realizados en Galicia sobre esta temática.Por último, desde una perspectiva empresarial, abordaremos el caso de Enerxíade Galicia, SA (Engasa) como ejemplo representativo de este sector emergente.Aunque no es una de las mayores compañías eléctricas que actúan en Galicia, reú-ne una serie de características que la singularizan y que justifican, a nuestro juicio,su inclusión: está centrada exclusivamente en el mercado de las energías renova-bles –es una de las principales sociedades autóctonas en este sector–, en su capitalhay participación pública y tiene un carácter cooperativo, agrupando a un impor-tante número de pequeños distribuidores locales de electricidad. 2. GALICIA, POTENCIA EN ENERGÍAS RENOVABLES  Tras la Guerra Civil, la producción eléctrica gallega se incrementó acelerada-mente y la Comunidad se convirtió en uno de los principales productores y expor-tadores de energía eléctrica. La producción eléctrica regional se basaba fundamen-talmente en el aprovechamiento de importantes saltos de agua. El proceso fue lide-rado por el gigante empresarial Fenosa 4 . Esta empresa lideró la construcción deembalses y el tendido de redes de alta tensión. Abrió sus líneas en el año 1949 ycambió el mapa gallego de distribución de electricidad (Carmona, 1999). Así, elsector eléctrico autóctono creció hasta tasas superiores a las del conjunto españoldurante las décadas de 1950 y 1960. La expansión colocó a la Comunidad en el 2 Los residuos se consideran como renovables sólo en función de la fracción orgánica que contengan. 3   Plan de actuaciones en ahorro y eficiencia energética en la Comunidad Autónoma de Galicia (2002-2006) ,Santiago de Compostela: Inega. 4 Fenosa se fundó en Vigo en el año 1943 con un capital de cinco millones de pesetas, que se multiplicó por cin-cuenta en cuatro años. El dúo Sociedad General Gallega de Electricidad-Fábricas Coruñesas de Gas y Electrici-dad fue relegado a la gestión de los activos adquiridos con anterioridad a la Guerra Civil. En el año 1955, el grupose incorporó a Fenosa (Carmona y Nadal, 2005, pp. 273-274).  Barreiro, M.J.Mirás, J.; Lindoso, E.; Martínez, A. El desarrollo de las energías renovables...   Revista Galega de Economía , vol. 19, núm. 1 (2010)ISSN 1132-2799  3 grupo de cabeza de la generación eléctrica nacional, junto con Castilla y León yCataluña. Ourense se transformó en la principal provincia productora, seguida deLugo. Una distribución inversa tenía lugar en el consumo, liderado por A Coruña yPontevedra. El incremento de la potencia eléctrica instalada –en especial de lahidroeléctrica– resultó notable en el período 1935-1975 5 .El ciclo de crecimiento hidroeléctrico finalizó alrededor del año 1970, al com-pletarse el aprovechamiento de los recursos hidráulicos del Miño y la mayoría delos del Sil (gráfico 1) (Carmona, 1999). Desde entonces, el crecimiento eléctrico selogró con base en la construcción de centrales que utilizan fuel oil, gas natural, ga-sóleo, lignito pardo o carbón importado para producir electricidad. Las tres grandesinstalaciones termoeléctricas instaladas en la Comunidad desde comienzos de ladécada de 1970 fueron las de Sabón (Arteixo), Meirama –ambas explotadas porUnión Fenosa– y As Pontes –en manos de Endesa–. De esta manera, la produccióntermoeléctrica comenzó a superar a la tradicional hidroeléctrica desde comienzosde la década de 1980 (gráfico 2) 6 . Gráfico 1.- Producción eléctrica bruta gallega, 1935-2007 (en GWh)      H     i     d     r     á    u      l     i    c     a  12.0006.000020.00010.0000      T     é     r    m     i    c     a     1   9   3   5   1   9   5   9   1   9   8   3   1   9  4   1   1   9  6   5   1   9   8   9   1   9  4   7   1   9   7   1   1   9   9   5   1   9   5   3   1   9   7   7   2   0   0   1   2   0   0   7 HidráulicaTérmica   *No existen datos disponibles para el bienio 1983-1984.FUENTES: Carmona (1999) e Instituto Galego de Estatística (IGE).  La crisis de los años setenta alteró de manera radical los parámetros energéticos.La fuerte dependencia exterior energética de España se agravó con la crisis. La re-ducción de la dependencia petrolífera y el ahorro energético se convirtieron en lamáxima a seguir por muchos Gobiernos (García Arrese, 2005, p. 162). La concien-   5 Galicia pasó de ser ligeramente importadora de energía a comienzos de los años cuarenta a presentar una fuerteposición exportadora desde el año 1952, cuando comenzó a funcionar la central de reparto de cargas de UNESA(Carmona, 1999; Sudrià y Bartolomé, 2003; Catalán, 2003). En las últimas décadas el consumo energético gallegose ha incrementado, pero sigue siendo un proveedor energético relevante para el país. Según Doldán (2008), Gali-cia disponía de casi el 11% de la potencia eléctrica instalada en la nación y de una participación superior en ciertosaprovechamientos: el 16,9% de la potencia hidráulica, el 17,7% de la potencia en centrales termoeléctricas de car-bón, el 23,6% de la potencia eólica y el 23,3% de la minihidráulica en el año 2006. 6 www.inega.es.  Barreiro, M.J.Mirás, J.; Lindoso, E.; Martínez, A. El desarrollo de las energías renovables...   Revista Galega de Economía , vol. 19, núm. 1 (2010)ISSN 1132-2799  4 cia ambiental que se forjó en los años ochenta y en los noventa se sumó a las nue-vas tendencias, creando un escenario favorable para las energías limpias y menosagresivas con el medio (Cardona, 1981; Piñeiro y Romero, 2001, p. 2).A partir del año 1980 se aprobaron sucesivos planes energéticos nacionales. Elprimer Plan de Energías Renovables (1986) tenía como objetivo introducir estasenergías en el mercado eléctrico español. El marco regulador nacional de las ener-gías renovables fue determinado por las directrices de la Unión Europea y por losplanes energéticos nacionales, que apuntaban como objetivo estratégico a las FER.Hoy en día la dependencia energética del exterior es creciente en la Unión Eu-ropea, a pesar de que el crecimiento de las energías renovables ha sido constante(Blomeyer y Anderson, 2006, p. 64). Entre los años 1990 y 2005 estas aumentaronun 3,47% anual –el mayor incremento dentro del sector energético europeo–, im-pulsadas sobre todo por la energía eólica y por los residuos de biomasa. Las esti-maciones para el período 2005-2030 apuntan a la continuidad de este crecimiento,pero a un ritmo inferior; el 2,67% (Doldán, 2008). La tendencia española resultasimilar, aunque la dependencia por lo que respecta a las energías primarias es másacusada. Gráfico 2.- Potencia eléctrica en Galicia, 1990-2006 (en KW) HidroeléctricaEólicaTermoeléctrica100%80%60%40%20%0%19901992199419961998200020022004 2006   NOTA: En el gráfico prescindimos de la energía fotovoltaica, dada su escasarelevancia (1.268 KW en el año 2006).FUENTES: IGE (2004) y Libro branco da enerxía (2000, pp. 60, 112 y 156).  Las previsiones futuras apuntan al crecimiento destacado de las FER en la UE-27, aunque con ritmos distintos según la tipología. Así, la energía solar, que partede cifras más bajas, crecerá con más fuerza que la hidroeléctrica. Sin embargo,Doldán (2008) señala la baja probabilidad de que se cumpla el objetivo de la UE decubrir con renovables el 20% del consumo total de energía. El continuo crecimien-to de la demanda de energía y la disminución en los próximos años de la produc-ción primaria con carbón implica un aumento de la dependencia sobre las importa-ciones de combustibles fósiles. El mayor peso de las renovables autóctonas no serásuficiente para modificar este resultado (Doldán, 2008).  Barreiro, M.J.Mirás, J.; Lindoso, E.; Martínez, A. El desarrollo de las energías renovables...   Revista Galega de Economía , vol. 19, núm. 1 (2010)ISSN 1132-2799  5 Con respecto al sector energético gallego, el mismo autor indica que tiene unabase no renovable, contaminante y dependiente del exterior. La energía primariaautóctona no superó el 25% del total en el período 2001-2005. La mayoría de lasfuentes energéticas importadas entre los años 2001 y 2006 fueron el petróleo y susderivados y también el carbón. La dependencia se ha agravado a medida que ha idocreciendo la demanda energética y que se han incrementado las importaciones degas natural y de la materia prima necesaria para la obtención de biocombustibles ode agrocombustibles 7 (Calvo y Doldán, 2006). La puesta en marcha de centrales deciclo combinado ha incrementado la demanda de gas natural empleado para produ-cir electricidad, y el futuro apunta a que esa tendencia se consolidará dado el desa-rrollo de las infraestructuras gasistas. Durante el año 2000, apenas el 1% de la elec-tricidad se generaba con gas natural; seis años después se había alcanzado el2,79% 8 (IGE).Pero Galicia destaca también por la expansión de las energías renovables o al-ternativas. Galicia genera el 9,9% de la electricidad nacional a partir de centrales enrégimen ordinario y especial (tabla 1). La producción de energía eléctrica en régi-men especial se corresponde con la generada en instalaciones de potencia no supe-rior a 50 MW que emplean energías renovables o residuos como energía primaria ytambién con otras, como la cogeneración, que emplean una tecnología con un nivelde eficiencia y de ahorro energético considerable. Este régimen, más beneficiosodesde el punto de vista jurídico y económico que el ordinario, se regula por el Realdecreto 661/2007, que estableció un nuevo marco retributivo, y que se complemen-tó con el Real decreto 1578/2008 en el ámbito de la tecnología solar fotovoltaica 9 .Casi la cuarta parte de la electricidad generada en bruto en la Comunidad se ob-tiene con energías renovables 10 . Con respecto al consumo, la electricidad proceden-te de fuentes renovables supuso el 68,4% del consumo eléctrico gallego en el año2006 (Inega, 2008). Se estima que en el año 2012 la producción de electricidad con 7 Se importan cereales y alcoholes para la generación de bioetanol. En el futuro se prevé que la materia primapara la obtención de biocombustibles tendrá srcen exterior mayoritariamente y, además, que el producto se vende-rá al exterior. También debemos considerar que la extracción de lignito en las minas de Meirama y As Pontes cesóen el año 2007 ( La Voz de Galicia , 16/12/07). 8 Asimismo, se incrementará la generación de electricidad en las centrales de cogeneración por la transformaciónde las antiguas centrales que usaban productos petrolíferos por nuevas centrales que empleen como combustible elgas natural. 9 El Real decreto 661/2007 vino a sustituir al Real decreto 436/2004. El primero clasificó las instalaciones quepueden acogerse a dicho régimen en función de las energías primarias empleadas, de las tecnologías de produccióny de los rendimientos energéticos obtenidos. Entre ellas nos encontramos con los productores que usan la cogene-ración u otras formas de producción de electricidad a partir de energías residuales, instalaciones que emplean comoenergía primaria la solar, la geotérmica, etc. Dicho decreto también prevé que instalaciones de tecnologías asimila-bles al régimen especial, que por su potencia debieran incluirse en el régimen ordinario, y las instalaciones térmi-cas convencionales que utilizan biomasa o biogás puedan percibir una prima o un complemento con el fin de fo-mentar su implantación. Así, vemos como en el sector hidroeléctrico, por un lado, tenemos centrales que siguen elrégimen ordinario y, por otro lado, otras que siguen el especial ( Boletín Oficial del Estado , núm. 126 (26/05/07) ynúm. 234 (27/09/08), MITYC). 10 En conjunto, considerando la energía total, las energías renovables representaron un 13% aproximadamentedel total en Galicia durante el año 2006, un porcentaje ligeramente inferior al observado en la UE-27 en el año2005 (Doldán, 2008).
Advertisement
Related Documents
View more
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks